Dag Hammarskjöld

0
3

El 18 de Septiembre de 1961, en Ndola, Federación de Rodesia y en oscuras circunstancias, moría el secretario General de naciones Unidas Dag Hammarskjöld. Dag Hjalmar Agne Carl Hammarskjöld nació el 29 de Julio de 1905 en Jönköping, Suecia, su padre, Hjalmar Hammarskjöld había sido primer ministro sueco durante la Primera Guerra Mundial por lo que en su familia se respiraba política. A los 30 años obtuvo el doctorado en economía política y un año después fue nombrado Subsecretario Permanente del Ministerio Sueco de Finanzas. En 1945 se lo designó Consejero en el Gabinete Sueco Ministerial en Asuntos Económicos y Financieros, cargo desde el que estuvo a cargo de diseñar las políticas de reconstrucción sueca de la postguerra.

En 1949 fue designado Secretario General en la Oficina de Asuntos Exteriores y 2 años más tarde se le asignó la tarea de entablar relaciones y cooperaciones con países en vías de desarrollo. Cuando debido a su postura sobre la Guerra de Korea, el primer secretario general de Naciones Unidas, el noruego Trygve Lie, fue casi obligado a renunciar por el Consejo de Seguridad, surgió el nombre de Dag Hammarskjöld, quién fue elegido por unanimidad en 1952. Lejos de dejarse manejar por las presiones de los EEUU y la URSS que utilizaban la ONU y sus decisiones como botín de guerra, Dag impuso un sello personalista a su gestión, pese a que estaba limitado por sus estatutos a funciones burocráticas y administrativas, no delegaba funciones, era muy común que llevara personalmente las gestiones de paz antes que el tema se tratara en el plenario de naciones Unidas.

Fue quién logró el armisticio de la Guerra de Korea y la entrega sin concesiones de todos los prisioneros de ambos bandos, enfrentó las crisis del canal de Suez, de Hungría y el surgimiento de los conflictos de oriente medio. En 1957 fue reelecto nuevamente por unanimidad, rápidamente se ganó enemigos poderosos cuando encabezó la mayor campaña de descolonización de la historia, el Reino Unido y los EEUU intentaron vetar todas sus resoluciones pero Dag se las arregló para lograr una avalancha de declaraciones unilaterales de independencia. Luego de unas maratónicas negociaciones en los conflictos de Camboya y Thailandia se avocó a la crisis del Congo ya que una división de cascos Azules Irlandeses había sido sitiada en Katanga por tropas Congoleñas con apoyo de mercenarios Belgas, Franceses e Ingleses.

Dag se dirigía personalmente al Congo el 18 de Septiembre de 1961 cuando el DC6 de la ONU se estrelló inexplicablemente cerca de Ndola, Rodesia del Norte, actual Zambia, muriendo junto a los otros 15 ocupantes. Por su gestión y legado, 2 meses después se le otorgó póstumamente el premio Nobel de La Paz de 1961. La investigación del siniestro nunca arrojó conclusiones satisfactorias para ninguna de las 2 hipótesis, ni el atentado ni el accidente, sin embargo la declaración del sargento Harold Julien que sobrevivió al accidente y antes de morir en el hospital declaró haber escuchado 2 explosiones antes de comenzar a caer y que el piloto Jan van Risseghem haya sido relacionado con grupos extremistas han dejado la sospecha que la muerte de Dag no fuera considerada accidente.