Crisis de los rehenes

0
6

El 4 de Noviembre de 1979, en el marco de la revolución Islámica Iraní, un grupo de extremistas estudiantes universitarios tomaron por asalto la embajada de los EEUU en Teherán reteniendo a por más de un año a 52 funcionarios estadounidenses, este hecho es recordado como la «Crisis de los rehenes». Irán había sido liderada por casi 40 años por el Sha Mohammad Reza Pahleví que a base de represión y matanzas mantuvo una política de enajenación de las riquezas petroleras en favor de los EEUU, a finales de los años ’70 comenzó a mermar su salud mientras paralelamente surgía la revolución islámica que encabezaba el clérigo islamista chiíta ayatolá Ruhollah Jomeini.

En 1979 todo estalló, el Sha se exilió en los EEUU donde Jimmy Carter lo recibió como un fiel defensor de los intereses norteamericanos. El nuevo gobierno Iraní inició procesos judiciales contra los funcionarios que habían saqueado el país y por ello solicitó a los EEUU la extradición de Pahlevi, quien seguramente sería ejecutado. Jimmy Carter quería dar un mensaje a las decenas de dictadores que mantenían en alto los intereses de los EEUU en sus respectivos países y dejar en claro que no serían abandonados, por ello se negó a ceder ante Jomeini. En respuesta a ello en Irán se iniciaron marchas que indefectiblemente terminaban frente a la Embajada de los EEUU en Teherán, pero la del 4 de Noviembre se salió de control.

Un grupo de exaltadísimos estudiantes comenzó a sobrepasar las rejas, para evitar una masacre el embajador da la orden de no abrir fuego, en pocos minutos el edificio había sido tomado, 52 diplomáticos fueron tomados como rehenes mientras que otros 6 lograron escapar y refugiarse en la embajada de Canadá sin ser detectados. Pocas horas después de la toma el servicio secreto iraní se hizo cargo del edificio para buscar pruebas sobre las actividades clandestinas y espionaje de la embajada. Pese a la crisis, Jimmy Carter mantuvo su decisión de no extraditar a Pahlevi e inició un estudio de alternativas para rescatar a los 58 rehenes, mientras en una operación secreta de la CIA y Canadá llamada «Argo» se pudo extraer de Irán a los 6 diplomáticos escondidos en la embajada canadiense, el rescate de los otros 52 era mucho mas complicada.

Se diseñó la operación «Garra de águila» que incluía colaboraciones de Turquía y Egipto e implicaba una monumental movilización de portaviones, aviones y helicópteros, el 24 de Abril de 1980 a poco de iniciarse la misión fracasó estrepitosamente. En pleno vuelo chocaron un avión Lockheed C-130 Hércules y un helicóptero RH53 precipitándose a tierra, 8 militares murieron y el rescate se suspendió para extraer al resto de los tripulantes de las naves caídas. Los 8 cadáveres fueron tomados por las Fuerzas armadas de Irán que los pasearon atados a camionetas por toda la capital.

La administración de Jimmy Carter debió asumir la responsabilidad, aunque solo renunció el secretario de estado Cyrus Vance. La asunción de Reagan como nuevo presidente de los EEUU, la muerte de Pahlevi y la invasión de Irak del oeste Iraní cambiaron las prioridades de Jomeini, esto fue aprovechado por los EEUU que hizo una propuesta concreta, descongelar los fondos iraníes en bancos estadounidenses, cesar sus demandas en la ONU y devolver todos los activos de la familia Pahlevi en compensación por sus acciones contra el estado iraní, fue así que luego de 444 días los 52 rehenes fueron liberados.

Comentários no Facebook