COVID-19: “Chaco es una situación bastante controlada”, indicaron desde Nación

0
2

El secretario de Calidad en Salud de la Nación aseguró que la provincia transita una “desaceleración del ritmo de contagios”, y aseguró que ahora “es responsabilidad de todos”.

En un momento donde el coronavirus aparenta no dar tregua en Argentina ante los ‘picos’ de contagios casi periódicos, Arnaldo Medina, uno de los funcionarios más representativos del Ministerio de Salud de la Nación aseguró que la provincia del Chaco, hoy tercera en cantidad de casos a nivel nacional, “llegó al momento de tener el control” sobre la enfermedad.

En diálogo con Radio Provincia, el actual secretario de Calidad en Salud explicó que Chaco vive “una situación bastante controlada, con una desaceleración del ritmo de contagios”, y detalló que “están bajando las consultas por infecciones respiratorias y están bajando las internaciones”.

“Hubo una expansión de la pandemia en toda la provincia con distintos focos que han podido ir controlando”, explicó Medina, y remarcó que ello se produjo por “por el esfuerzo enorme de los trabajadores de la salud, quienes se han preparado y lo está haciendo muy a conciencia en este momento”.

Más allá del optimismo, el funcionario sostiene que “nos tenemos que ir acostumbrando a convivir con el virus”, y remarcó que “lo vamos a tener mucho tiempo hasta que llegue la vacuna y lo podamos controlar definitivamente”.

En ese sentido, aseguró que “hay que ver cómo se convive”, y remarcó que hoy el principal indicador es la ocupación de las camas de internación. “Es el indicador más importante, sobre todo en lugares con circulación comunitaria”, explicó, y detalló que Chaco “está con un buen margen” respecto a la ocupación.

De todas maneras, insistió en que “tenemos que apelar a la responsabilidad individual y social” para el cumplimiento de las medidas, y aseguró que las reuniones sociales, los asados, las mateadas y las reuniones familiares “son una gran fuente de contagio”. “Vamos a poder desarrollar una vida más normal en la medida que nos cuidemos todos, sino va a ser muy difícil”, sostuvo.

“Lo que tenemos que cuidar es la salud, y lo que prima es la salud. Cada país hará lo más conveniente para su país”, explicó sobre las medidas, y aseguró que “de ninguna manera se va a habilitar algo que ponga en riesgo a la población y en riesgo al esfuerzo que hicimos todos los argentinos”.