Corrientes: detectan «vejaciones» en niños del Hogar Domingo Savio y se agrava la situación de los celadores

0
36

El fiscal Correccional y de Menores N° 1 de Corrientes, Pablo Sosa, recaratuló la causa por malos tratos en el Hogar Domingo Savio que había iniciado de oficio la Comisaría Primera de la Mujer y el Menor y ahora esos hechos se investigarán como vejaciones, un delito más grave que contempla penas superiores a los tres años de prisión para los presuntos responsables, por lo que deberán intervenir Juzgado y Fiscalía de Instrucción.

La causa se había iniciado por supuestas lesiones leves, por lo que recayó en el fuero correccional, pero el representante del Ministerio Público Fiscal que intervino advirtió una incompetencia tras analizar las actuaciones y reunir, prima facie, elementos que indican que existieron –en dos hechos– vejaciones contra cinco niños institucionalizados de parte de seis celadores del hogar.

El caso:

La investigación comenzó el 21 de julio, a partir de un video filmado por una transeúnte donde se visualiza a dos pequeños internos del establecimiento que aseguraron que sufrían todo tipo de maltratos y humillaciones por parte de quienes debían cuidarlos.

La mujer que pasaba por el establecimiento, ubicado en calle Buenos Aires al 1.300 de la Capital correntina, afirmó que al escuchar que un menor era brutalmente maltratado y ante el llanto del pequeño, se acercó hasta el portón de ingreso para saber qué sucedía.

Sin entrar al edificio, pudo grabar con su celular, a través de las rejas de la entrada, el testimonio de algunos de los niños que viven allí, donde afirman que recibirían constantemente todo tipo de maltratos por parte de los celadores.

«El celador me dobla el brazo y me pega trompadas todos los días», dijo uno de los niños que se acercó a la mujer que lo filmaba, mientras que otro, que estaba sentado en el piso, expresó que «no se puede levantar debido a la golpiza» que habría recibido recientemente.

«Ya no aguanto más estar acá», manifestó uno de los niños en el video.

Uno de los puntos sorprendentes de lo dispuesto por el fiscal Sosa, es que suma tres chicos más a la lista de víctimas y señala como aparentes responsables a seis celadores, cuando en un principio sólo se hablaba de tres, quienes fueron apartados de sus cargos el mismo día de los hechos.