Christy Brown

0
10

El 7 de Septiembre de 1981, en Somerset, Inglaterra, moría el pintor, poeta y escritor irlandés que se hizo famoso por hacer todo esto pese a poder mover solo su pie izquierdo, ese día se apagaba la vida de Christy Brown. Nació el 5 de Junio de 1932 en Dublín, Irlanda, décimo hijo de 22 del matrimonio entre el albañil Patrick Brown y el ama de casa Bridget Fagan, aunque solo 13 de ellos superó la primera infancia. A minutos de nacer, los médicos descubrieron que tenía una severa parálisis cerebral que lo dejó incapaz de moverse o hablar, pese a ello, apoyado en su perseverancia y el incondicional apoyo de su madre y hermanos para su adolescencia había logrado mover su pie izquierdo con cierto control y motricidad fina.

Cuando comenzó a mostrar interés por la escritura y las artes, su madre logró que una asistente social le brindara los elementos y la instrucción para que desarrollara su talento, esta sensibilidad le ayudó a sobrellevar su severa discapacidad. Pese a no poder recibir una educación formal, estudió en su casa el programa oficial en tiempo y forma y logró que el St. Brendan’s College de Sandymount aceptara y homologara su título secundario. Para este logro fue fundamental el apoyo del Dr. Robert Collis, quien en 1954 lo ayudó a escribir su autobiografía “Mi pie izquierdo”. El suceso de esta obra le hicieron surgir miles de admiradores en el Reino Unido, para no dejar una sola carta sin contestar, contrató a Beth Moore, quién al poco tiempo se convertiría en su esposa. Sus siguientes novelas “Una sombra en verano” (1974), “Salvajemente crecen los lirios” (1976) y Una carrera prometedora (publicado póstumamente en 1982).

Su salud se deterioró rápidamente al superar los 40 años, luego de divorciarse de Beth Moore se casó con Mary Carr quién lo acompañó hasta su muerte el 7 de Septiembre de 1981. La causa de su muerte fue el de asfixia por atragantamiento, los testigos dijeron que se atragantó mientras cenaba y que infructuosamente intentaron ayudarlo, aunque esto no pudo explicar la inmensa cantidad de moretones previos que presentaba su cuerpo. Su autobiografía “Mi pie izquierdo” fue llevada al cine en 1989, el director Jim Sheridan convocó para el papel de Christy al actor británico Daniel Day Lewis cuya descomunal interpretación le valió el Oscar de la academia y el inicio de una brillante carrera.