Chaco: Producción y el Senasa realizaron un monitoreo constante del paso de la manga de langostas por territorio chaqueño.

0
8

La cartera industrial-productiva dispuso los recursos y presupuesto para realizar los tratamientos de control. Los insectos ingresaron al Chaco en la zona Este, cruzaron el río Bermejo, al Este de General San Martín, en tanto que no avanzaron sobre ningún cultivo.

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo, realizó en conjunto con el Senasa un constante monitoreo y seguimiento de la manga de langostas que se desplazó por la zona Norte del país durante lo que fue su paso por territorio chaqueño días atrás. De acuerdo con el trabajo conjunto de ambos organismos, se determinó que los insectos ingresaron al Chaco en la zona Este ya que cruzaron el río Bermejo, al Este de General San Martín en tanto que no avanzaron sobre ningún cultivo.

La cartera industrial-productiva dispuso los recursos y presupuesto para realizar los tratamientos de control de la manga, que debido a la dificultad que presentó el terreno, con falta de caminos vecinales, zonas de montes, zonas bajas, presencia de apiarios y la alta densidad de población, no fue posible la intervención para disminuir su tamaño.

Las condiciones climáticas que se dieron en esa área de la provincia, sumado a las altas temperaturas y fuerte viento Norte, hicieron que la manga se dirija hacia el Sur de la provincia pasando entre Laguna Blanca y Colonia Popular. Se estima que las langostas recorrieron -en su travesía por territorio chaqueño- casi 50 kilómetros por día, saliendo entre Cote Lai y Colonia Baranda, nuevamente sin causar daño sobre los cultivos.

La manga desde hace varios años vienen desplazándose desde el límite de Bolivia y Paraguay hasta la zona de las provincias argentinas de Catamarca y La Rioja por lo que los entes sanitarios los tres países vienen trabajando coordinadamente en el monitoreo. Estos estudios determinaron que en su paso por Formosa la dimensión de la manga fue de aproximadamente 160 hectáreas y que los días de bajas temperaturas y viento sur hicieron que se demore su entrada al Chaco.

Control y seguimiento de la plaga

La plaga de langostas se alimenta de diversos vegetales que encuentran en su paso en busca de carbohidratos. Por la época del año y el recorrido que hicieron los insectos, el daño que ocasionaron fue menor. Los equipos de las regionales del Senasa realizaron el seguimiento de todo el derrotero de la manga y dieron alarma correspondiente a pobladores y organismos provinciales para poder coordinar acciones.

Durante este periodo, los responsables del Programa Nacional de Langosta y Tucura convocaron a dos comités de crisis de los que participaron representantes de todas las provincias afectadas y organismos técnicos. El objetivo de esas mesas de trabajo fue poner el foco en la coordinación y articulación entre organismos nacionales y provinciales, al igual que la interacción entre los sectores público y privado.

Comentários no Facebook