Casildo Herrera

0
5

Pese a su historia de compromiso y lealtad de los años ’50 y de su misteriosa huida de Argentina un día antes del golpe de 1976, el 12 de agosto de 1997 el ex sindicalista Casildo Herrera moría en el mas absoluto de los olvidos. Nacido en Villa Devoto el 21 de octubre de 1928, con solo 17 años ingresó como obrero textil a la empresa Grafa, sus primeros pasos como trabajador coincidieron con los primeros pasos de Perón en el poder. Herrera vivió en carne propia el aumento de derechos de los obreros argentinos y decidió iniciarse en el sindicalismo, base fundamental donde se sustentaba el gobierno peronista.

El golpe de 1955 pulverizó los sueños de millones de trabajadores, Herrera como miembro de la Asociación Obrera Textil (AOT), fiel a sus principios y pese a los peligros que conllevava su clandestina actividad sindical, decidió unirse a las flamantes «62 Organizaciones Sindicales Peronistas». Luego de años de estar supeditado a una dirigencia sindical ortodoxa como la de Augusto Timoteo Vandor, logró el apoyo de Lorenzó Miguel, lider de la (Unión Obrera Metalúrgica), esto lo llevó a ser elegido como Secretario General de la Confederción General del Trabajo (CGT).

En 1975, en medio de la disgregación del movimiento nacional justicialista y la pérdida de las banderas que enarbolaba el peronismo, Herrera encabezó una huelga general, la primera que la CGT le hacía a un gobierno peronista, el de Isabel Perón. En circunstancias nunca aclaradas, el 23 de marzo de 1976, se subió en el Tigre a un catamarán que lo llevó a Carmelo, Uruguay, según sus propios dichos, iba a una reunión gremial en Montevideo, esta misteriosa huida, fue recordada durante años como el día que «Casildo Herrera se borró».

Al día siguiente se producía el golpe militar que prohibía toda actividad sindical y desarticulaba la CGT, Herrera fue detenido en Uruguay, pero consiguió asilo político en la embajada mexicana, país en el que se estableció durante los siguientes 7 años. Con la vuelta de la democracia en la Argentina, Herrera intentó un regreso triunfal, pero el movimiento obrero no había olvidado su desplante y jamán pudo volver a insertarse en el sindicalismo, el 12 de Agosto de 1997 murió en mas absoluto olvido y anonimato.

Comentários no Facebook