Carlos Thays

0
9

El 7 de Septiembre de 1898, en la Ciudad de Buenos Aires era inaugurado un parque diseñado por el paisajista Carlos Thays, con un nivel inusitado para la época, aún hoy, mas de 100 años después sigue siendo un ícono de la ciudad y reconocido a nivel mundial, ese día abría sus puertas el Jardín Botánico. En 1892 Carlos Thays, presentó al intendente de la ciudad de Buenos Aires, Francisco Bollini, el proyecto de un parque botánico con fines científicos y de aclimatación de especies, donde el público disfrutara de la naturaleza en la creciente ciudad.

El proyecto fue aceptado, el terreno elegido era un sector urbano donde funcionaba el Ministerio de Agricultura, con un total de 70 hectáreas, y fue entregado de inmediato a Thays para que comience a trabajar. El diseño instructivo ideado por Thays, constaba de 6 sectores, uno para especies de cada continente mas uno exclusivo con especies Argentinas, además se contemplaron diseños de distintos tipos de estilos como el Jardín Romano, el simétrico Francés y el jardín oriental. Se mantuvo el edificio central, obra del Ingeniero Polaco Jordán Wysocki, y se le agregaron 5 invernaderos, el principal de estilo Art Nouveau, fue traído de la Exposición de París de 1900, donde fue premiado por su diseño.

Thays no se limitó a proveer al parque de especies naturales de todo el mundo, incluyó innumerables esculturas y obras de arte, entre ellas se destacan las que simbolizan los movimientos de la VI sinfonía de Beethoven, obra de Leone Tommasi y un obelisco donado por el Imperio Austrohúngaro para el centenario de la patria. Pensando en los ciegos, creó pasillos aromáticos donde se percibían los distintos olores de cada continente, lo dotó de una brillante biblioteca orientada a la botánica que hoy cuenta con mas de 10 mil volúmenes de acceso público.

El laboratorio del parque es el responsable de investigaciones de rendimiento de cultivos como el de la Yerba mate que industrializó su producción. En abril de 1996 fue declarado Monumento Histórico Nacional, y desde 1996 se llama «Dirección Operativa Jardín Botánico Carlos Thays», hoy posee casi 6.000 especies, algunas de ellas únicas en el continente, transformándose en un paseo obligado.