Carlos Paz: La vuelta de los gimnasios, academias y bares y restaurantes

0
1

Con gran expectativa por los anuncios que se hicieron en torno a la temporada de verano, hoy reabrieron los bares, restaurantes, gimnasios y academias de Carlos Paz. Tras haber cerrado por dos semanas debido al alto índice de contagios que experimentaba la Provincia de Córdoba, este lunes comenzó a regularizarse la atención al público.

La ciudad avanza en los protocolos sanitarios que se aplicarán de cara a los meses de mayor movimiento y también se confirmó que habrá teatros y que los turistas se moverán sin restricciones.

La premisa es recuperar el tiempo perdido luego de meses difíciles, marcados a fuego por la cuarentena y las restricciones. Si bien se mantiene la restricción de circulación nocturna por algunas semanas más, muchos empresarios y comerciantes destacaron la importancia de volver a trabajar.

Pedro Arguello es propietario de Open Gym contó: «Estos quince días, estuvimos dando clases en la Plaza de los Palos, a una cuadra del gimnasio, pero fue un sacrificio enorme porque teníamos que llevar todos los elementos todos los días. Volvimos a abrir, pero seguiremos abiertos hasta las 20 hs, un horario donde mucha gente está trabajando. Intentamos seguir brindado servicio y recuperar el tiempo perdido, pero se complica con los horarios. Por suerte, tenemos espacios amplios y eso nos favorece con la capacidad para recibir a nuestros clientes».

Por su parte, Franco Ojeda es responsable de Milo Café y expresó: «Estamos contentos por esta reapertura después de estos catorce días y esperemos que el esfuerzo haya valido la pena. A nosotros, los comerciantes y los gastronómicos, es un golpe más que se nos dio y se hace cuesta arriba. Ojalá que no vuelva a suceder y esperamos algo bueno para esta temporada que es lo único que puede salvarnos un poco. Supuestamente, habrá una ayuda del gobierno pero no hemos recibido nada todavía. Yo estuve trabajando con modo take away, la gente venía y se llevaba lo que era de cafetería y pastelería y sinceramente, significó poco y nada de una venta habitual».

También volvieron a funcionar las academias de danza y teatro. Rocío pertenece a la academia de baile Musea y manifestó a El Diario: «Yo estos quince días, aproveché para relajarme un poco, pero tanto la actividad comercial como la artística se vio afectada por esta situación. Estamos retomando con la academia y las clases presenciales, pero cumpliendo los protocolos. Nosotros abrimos el 7 de septiembre y un mes después, tuvimos que cerrar. La gente tenía ganas de hacer cosas, más que nada los niños, y hemos mantenido los alumnos. Tenemos cupos limitados por la capacidad del local, pero estamos arrancando».

Comentários no Facebook