Carlos María Beigbeder: «Entre 10 y 30 será el aumento que se viene en precios en productos de la canasta básica»

0
1

“Actualización de precios hubo, hay y habrá” afirmó de manera contundente Carlos María Beigbeder, empresario y expresidente de la Cámara de Comercio de Posadas, ante los rumores de que los alimentos de la canasta básica pasarían por una remarcación que calculó sería de entre 10 y 30 por ciento.

“La noticia nunca es buena y más porque hay mucha gente que está pasando por un momento feo y esto está colaborando con el enojo la incertidumbre reinante; pero lamentable hemos tenido, vamos a tener y es probable que se empiece a sentir nuevamente ahora, en los primeros días de agosto, de alrededor del 20 o el 30 por ciento, en algunos productos más que en otros, pero está toda la industria revolucionada”, agregó.

Atribuyó la cuestión al “Estado que no controla la inflación, es el Estado que hizo subir el dólar de 40 a 75, el dólar blue está a 135, la emisión que se hizo realmente es muy importante; esto es el efecto, uno siempre se enoja con el efecto y no con la causa y la causa es siempre la misma, es el Estado que genera los problemas y después no puede darle solución”.

Beigbeder sostuvo que los comerciantes solo son los “receptores del aumento y no es que cada vez que aumenta nosotros ganamos más plata; cada vez que aumentan los productos, nosotros perdemos poder de compra, entonces vendemos menos, no vendemos más”. Y ante esta situación, consideró lógico que los consumidores tomen la decisión de no comprar o buscar una alternativa. El mercado se retrae, no se amplía y lamentablemente sucede en todas las situaciones”.

GANADORES Y PERDEDORES

Al comparar la reacción del mercado ante los distintos acontecimientos que influyen en la formación de precios, consideró el empresario que la yerba mate es la gran beneficiada.  “Hoy la yerba se benefició; subió un 20 por ciento, el mayor ganador es el tacho de basura, porque como se toma mate de a uno, se usa más yerba. En lugar de bajar el precio porque se incrementó el consumo, al contrario, lo aumentan; los molinos dicen que no pueden trasladar el aumento, y entonces puede ser que haya escasez y esto produce a la larga o a la corta, el desabastecimiento”.

Y aún más, sostuvo: “La verdad es que las fábricas siguen aumentando porque el dólar sigue subiendo, no se consiguen productos importados… entonces lo que hay, comienza a valer mucho más. El estado es el que genera esto, no la industria, no el comercio”.

A modo de ejemplo, explicó que “cuando uno pone un negocio, el que mejor negocio hace es el Estado, no el comercio. La rentabilidad de un negocio está entre el 3 y el 5 por ciento; el Estado se lleva el 21, más el 35, más el 331 de Rentas, más las cargas sociales, más los impuestos que no están especificados directamente. El Estado es el que hace el mejor negocio. Se trabaja como perro todo el mes y a cada consumidor se le saca el 21 por ciento de IVA, más el impuesto al cheque, más Renta, más un montón de impuestos. Quien se beneficia de estos incrementos, como el caso de la leche, es el Estado porque necesita reasignar partidas y manotea los productos que tengan menos IVA; puede ser que el día de mañana se les ocurra gravar con impuestos al pan, que son productos de la canasta básica”.

Según estimó Beigbeder, donde más se va a notar el aumento que se viene es en los productos que contengan alcohol. “Se está usando muchísimo alcohol, entonces los productores lo están destinando para el alcohol en gel y sus derivados y la industria está pasando por un proceso complejo; por otro lado hay problemas con la fabricación de botellas y los insumos que eso acarrea: el corcho viene de Portugal, la impresión de etiquetas y la serigrafía está aumentando los costos de tinta que no se consigue. Están aumentando los insumos para tener una botella terminada de vino, vodka o champagne. Eso se va a notar. Un producto que cuesta 400 o 800 pesos, cuando aumenta 20 por ciento se siente”.