Capitanich anuncia el primer segmento de las flexibilizaciones.

0
10

La presión empresarial, el cansancio social y con ello el convencimiento del Gobierno de atender de alguna forma las demandas mayoritarias en busca de respuesta ante una extensión que parecía indefinida de la fase más dura del aislamiento fueron suficiente para que este abanico de denominaciones para describir las etapas de la pandemia apareciera la palabra ‘desescalada‘ como un sinónimo de un proceso gradual y sostenido hacia lo que será el retorno del pleno de la vida social y económica que imperaba hasta mediados de marzo.

Así, en estos términos nuevos que se incorporaron en los últimos meses, la intención es pasar del Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) al Distanciamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo).

Serán tres fases, la primera comenzará el sábado 25 de julio, la siguiente iniciará el 7 de agosto y luego habrá rubros que deberán esperar hasta septiembre u octubre, todo claro a un continuo monitoreo de la situación epidemiológica y cuando el número de contagios se incremente, seguramente volverán las restricciones.

Entre las medidas que se mantendrán están la del licenciamiento obligatorio para personas mayores de 60 años y aquellos que pertenezcan a grupos de riesgo, las restricciones para circulación entre zonas y/o departamentos o localidades. Se requiere contar con permiso provincial de circulación (por habitualidad o por turnos) y autotest vigente y la exigencia del uso obligatorio de barbijos o tapabocas.

COMERCIOS

El rubro comercial de continuas idas y venidas en la negociación para la reapertura, se permitirá desde el 25 de julio la vuelta de la mayoría de las actividades con las medidas de bioseguridad correspondientes y horarios de atención específicos para adultos mayores y grupos de riesgo. Lo centros comerciales o shopping, podrían volver a funcionar en septiembre con reducción en zonas de circulación común y sin el uso del cine, patio de comidas o sectores de juegos infantiles.

En el caso de hoteles, la apertura será desde el 7 de agosto con una capacidad de hasta el 33% que llegará al 66% en septiembre y para la gastronomía se mantendrá el retiro desde el local o el envío a domicilio y desde septiembre la apertura de locales.

CLASES Y GIMNASIOS

En lo que hace al retorno de la actividad educativa, se estima que será en septiembre mes en el que alumnos comenzarían a alternar clases presenciales con virtuales.

Los gimnasios estarán habilitados para personas que requieran por recomendación médica desde el 25 de julio, el 7 de agosto: se permitirá la apertura con reducción de capacidad y en septiembre: se ampliará la capacidad de personas por turnos. Las actividades deportivas podrán realizarse desde el 25 de julio: entrenamiento para deportes individuales: Los materiales a utilizar para entrenamiento deben ser de uso individual o único En septiembre: actividades grupales de hasta 15 personas/ se programarán turnos de entrenamiento.

En lo que respecta a salidas recreativas, se habilitará desde el 25 de julio el visto bueno correrá para que pueda circularse con niños en una distancia sugerida que no supere los 1000 metros mientras que adultos mayores podrán salir desde el 7 de agosto los fines de semana.