Bolívar y la Educación.

0
7

Concepción de Bolívar sobre la Educación

Bolívar se preocupo fundamentalmente por la educación de los pueblos.

La escuela Lancasteriana de Caracas se instaló el 20 de Julio de 1823, bajo la dirección del maestro Carlos Bello, hermano de Andrés Bello, quien le asesoró desde Londres y le envió material didáctico.

Pero Bolívar quiso ir más alla, trayendo personalmente al propio Lancáster, conjuntamente con la Municipalidad de Caracas.

Lancáster fue un hombre difícil, no quiso pagar contribuciones eclesiásticas, ni impuestos militares. Se había conducido en desacuerdo con muchas instituciones que termino yéndose en 1827, hablando mal de todo el mundo, hasta el propio Bolívar.

En un articulo publicado en 1825, Bolívar asienta «El gobierno forma la moral de los pueblos, los encamina a la grandeza, a la prosperidad y al poder. Porque teniendo a su cargo los elementos de la sociedad, establece la educación pública y la dirige.

«Las Naciones marchan hacia el termino de su grandeza, con el mismo paso con que camina la educación.

El 21 de Junio de 1820, desde Cúcuta, el Libertador, considerando «que la educación civil y literaria de la juventud es uno de los primeros y más paternales cuidados del gobierno».

Bolívar confiere al Estado la primera obligación en materia educativa y promueve la enseñanza gratuita y obligatoria.

No permite que al Estado se le escape de las manos la formación de la sociedad. Crea en Bolivia una escuela de huérfanos, «para prevenir el abandono en que se crían muchos individuos por haber perdido en su infancia el apoyo de sus padres»

Cámara de Educación.

Ésta se encargará de la educación física y moral de los niños desde su nacimiento hasta los doce años. Habla de la necesidad de educar a las madres, para que éstas puedan asumir el papel de formadoras dentro del hogar.

En el Articulo 70 del Proyecto se lee: Establecer, organizar y dirigir las escuelas primarias, así de niños como de niñas, que les enseñen pronunciar, leer y escribir correctamente, que se les instruya en los derechos y deberes del hombre y del ciudadano, se les inspiren ideas y sentimientos, amor a la patria, a las leyes y al trabajo, respeto a los padres, ancianos, magistrados y adhesión al gobierno.

Un párrafo del maestro Prieto Figueroa: «Ser educador, y Bolívar lo era en grado máximo, porque la obra de la educación mira al futuro.

Sólo quien tiene la fe en su obra de formación humana puede educar. De su obra de legislador nos queda poco, de su obra de educador conservamos el aliento, para decir que por entre nuestras dificultades la educación hará el camino de nuestro bienestar y de nuestra felicidad»

Papel del Estado en la Educación

  • Reforma Universitaria (1827)

Cuando Bolívar cumple con su última permanencia en Caracas, en 1827, se da por entero a la reorganización de Venezuela en todo los ordenes, incluyendo la educación. Al revisar los Estatutos de la Universidad de Caracas observa, anacrónicas y absurdas, que los médicos de la Universidad caraqueña no pueden ser rectores.

El 22 de Enero de 1827 dicta un Decreto, cuyo articulado dice así:

  • Cesa desde hoy la prohibición, de elegir para el Rectorado de la Universidad a los Doctores en Medicina.

  • Cesa también la obligación de que alternen en dicho Rectorado un doctor secular y uno eclesiástico.

Es así como el Dr. José Maria Vargas, el científico más importante en Venezuela, puede ser elegido Rector, con Vargas y con José Rafael Revenga, Bolívar acomete la redacción de una nueva Constitución para la Universidad de Caracas.

Bolívar sigue la secuencia de su interés por la formación, universitaria, al fundar la Universidad de Trujillo, en Perú, justificó su creación diciendo «Uno de los medios más eficaces de promover la instrucción pública, de la que dependen en muchas parte el sostenimiento y seguridad de los derechos sociales»

La Reforma Universitaria de 1827.

Una buena síntesis de esas Reformas, contenidas en el reglamento de 289 Artículos, es la que nos presenta Ildefonso Leal:

  • Destacó la importancia de la formación científica de los catedráticos universitarios. La decencia, el decoro, la urbanidad, la cultura en el idioma, todo debe recluir en los maestros, a fin de que con estas lecciones practicas formen buenos discípulos».

  • Consagro el sistema de jubilaciones «con renta entera» a los veinte años de servicio, ordeno premiar especialmente con reconocimientos de meritos computables para una jubilación anticipada a quien escribiera o tradujera libros fundamentales.

  • Eximió a los estudiantes del servicio militar, para garantizar una buena marcha de la enseñanza.

  • Consideró indispensable la enseñanza de las matemáticas, los idiomas modernos.

Bolívar, Doctor en Derecho

Como un justo reconocimiento a la constante preocupación por la educación y a su devoción por la justicia y las leyes, la Universidad de San Marcos de Lima confirió al Libertador el grado de Doctor en Derecho, en sesión solemne realizada el 3 de Junio de 1826.

«Señores: Yo marcaré para siempre este día tan hermoso de mi vida. Yo no olvidaré jamás que pertenezco a la sabia Academia de San Marcos.

Conclusiones

El por qué, de este tema tiene explicación. Es debido a la gran confusión que tiene la sociedad venezolana, entre ellos, los educadores, por el surgimiento de las Misiones educativas: Robinson, Ribas, Sucre, Cultural y Ciencias. El desconocimiento ha dado origen a fuertes polémicas entre profesionales y meritorios académicos y en los medios de comunicación: prensa, radio y televisión, afirmando que se trata de una educación cubanizatada, cuando es más bien una continuación de las ideas educativas de nuestro libertador Simón Bolívar además de sus ideas libertarias, nos legó y reformó muchas ideas sociales, culturales, políticas, económicas y otros.

Comentários no Facebook