«Batalla de Poltava».

0
6

El 8 de Julio de 1709, en territorios de la actual Ucrania, se llevaba a cabo una de las contiendas bélicas mas icónicas del siglo XVIII, ese día se libraba la «Batalla de Poltava». A principios del siglo XVII, Rusia había dejado de ser una potencia militar, por ello en Zar Pedro I había iniciado una gigantesca renovación de armamento y un estricto entrenamiento de nuevas tácticas de combate que fueron aplicadas por primera vez en la batalla de Livonia haciendo retroceder a fuerzas suecas de ocupación.

El Rey Carlos XII de Suecia decidido a mantener sus dominios del este partió rumbo a Moscú comandando un ejército de 14 mil hombres, varios días después partió una columna de abastecimiento y apoyo, con 11 mil hombres al mando del general Adam Ludwig Lewenhaupt. Cuando llegaron a la zona de Tver se encontraron con que los rusos habían empleado la táctica de «Tierra arrasada», por lo que se hacía indispensable el encuentro con la columna de abastecimiento.

El inicio del verano trae deshielos y lluvias que anegaron el terreno atrasando los pesados carruajes de pertrechos y el ganado vivo para alimentación, para colmo Carlos XII envió una patrulla de búsqueda que no dio con Lewenhaupt. El rey sueco decidió abandonar el punto de reunión y partió en una larga y tortuosa marcha hacia Ucrania, un aliado de Suecia, en busca de alimentos y una ruta mas accesible hacia Moscú desde el sur.

Luego de meses de campaña, los ejércitos suecos se encontraron en la fortaleza de Poltava, aunque por motines, enfermedades y deserciones contaban con menos de 20 mil hombres, para colmo en una visita a un puesto de guardia, un francotirador hirió a Carlos XII en una pierna, esto demostró que los rusos estaban al acecho. El Rey debió transferir el mando al mariscal de campo Carl Gustav Rehnskiöld e intentar huir hacia el norte, pero el cerco ruso se lo impidió, el 8 de Julio de 1709 45 mil hombres al mando del Zar Pedro I rodearon la fortaleza y en solo 8 horas aplastaron al ejército sueco.

Con la batalla perdida, Carlos XII huyó al sur con su guardia personal, siendo capturado 3 días después capitulando formalmente. Los 3 mil suecos hechos prisioneros fueron obligados a trabajar como esclavos en la construcción de la ciudad de San Petersburgo. Esta batalla es un claro ejemplo de las distorsiones que provocó el cambio del calendario Juliano al Gregoriano, mientras que Suecia ya había adaptado su fecha, Rusia se mantenía ajena al cambio, por ello si se comparan los relatos de ambos países, el Zar ganó la batalla el 28 de Junio, diez días antes que el Rey sueco la perdiera, el 8 de Julio, la fecha real.