«Batalla de Leuctra».

0
7

El 6 de Julio del año 371 antes de Cristo, en la región griega de Beocia se enfrentaron los ejércitos de Tebas y Esparta en la recordada «Batalla de Leuctra». Desde el final de la Guerra del Peloponeso y la posterior Guerra de Corinto, el dominio de Esparta sobre el resto de los pueblos griegos le había dado un papel predominante en las decisiones políticas y militares de la península.

Beocia, de gran importancia económica y estratégica era una de las pocas regiones que quedaban bajo el predominio de Tebas, por ello sus políticos iniciaron gestiones para una ayuda militar. Pocas eran las regiones con capacidad militar y disposición para enfrentarse al temible ejército de Tebas, Tesalia, Atenas, Corinto y Argos declinaron la invitación, solo Esparta se mostró proclive al intento de acabar con el dominio tebano sobre de Beocia. Cleómbroto I, al mando de los ejércitos espartanos y de la Liga del Peloponeso llegó a Beocia con mas de 10 mil hombres sorprendiendo a Epaminondas que con solo 6 mil hombres aceptó dar batalla.

Desde tiempos inmemoriales, los ejércitos griegos tenían una táctica militar única pero probada, una formación de entre 10 y 12 líneas de hombres cuyo ancho de avance lo determinaba la cantidad de efectivos. Como la gran mayoría de los soldados eran diestros, portaban la espada o lanza en la mano derecha y el escudo en la izquierda, esto hacía que al iniciarse la batalla los ejércitos en su afán de protegerse tendieran a moverse hacia la derecha, para contrarrestar este movimiento espontáneo, las tropas de elite se colocaban en el extremo derecho de las formaciones y así empujando en sentido contrario y mantenían a sus batallones compactos.

Naturalmente las tropas de elite enfrentaban primero a los efectivos menos entrenados del ejército rival, para cuando los mejores efectivos se encontraban, la batalla ya se había cobrado miles de víctimas. Epaminondas, sabiéndose en inferioridad de condiciones, decidió por primera vez en la historia militar griega realizar un cambio de táctica, colocó a sus mejores hombres a la izquierda y las tropas menos entrenadas de manera oblicua detrás de ellos. Cuando los espartanos se enfrentaron al enemigo creyeron que lo harían contra improvisados soldados, pero recibieron un duro golpe, el cuerpo de elite espartano quedó separado del resto de sus compañeros, que al verse sin la protección de sus compañeros mas experimentados emprendieron la huida.

La victoria de Epaminondas fue determinante para el futuro de Grecia, mientras que Tebas pasó a dominar militar y políticamente la península, Esparta quedó solo como una mas de las ciudades estado. El novedoso método militar empleado por Epaminondas fue el punto de partida para el estudio de nuevas tácticas militares que ayudaron a Grecia en futuras guerras contra sus vecinos.