Bandada, feminismo entre rejas

0
9

Bandada, feminismo entre rejas es una organización que surge con la necesidad de tejer redes para pensar y realizar acciones para las mujeres que transitan cárceles y comisarías, en diversas formas de privación de la libertad. Actualmente se encuentran analizando la implementación de dos proyectos culturales que fueron beneficiados por distintas líneas de fomento que lleva adelante el Instituto de Cultura del Chaco.

La organización se encuentra desarrollando dos proyectos culturales junto a la Alcaidía de Mujeres del barrio Don Santiago, que se irán implementando a medida que avance el plan de desescalada por la emergencia sanitaria. Una de las propuestas es de Escritura y Fotografía, a cargo de Paola Fernández Mafut y Carmela Cendra Veirabé, beneficiado por el Fondo Solidario; y, por otro lado, el Taller de Diseño Textil, de Laura López, por el Fondo de Fomento Cultural.

“Queríamos buscar alternativas para paliar las situaciones de las compañeras en contexto de encierro, comenzamos a pensar y a gestionar desde muchos lugares. Tejiendo redes y armando propuestas, acompañando ya sea desde un lugar recreativo, de compartir e intercambiar saberes o bien proyectos que se materialicen en una salida económica”, explicó Laura López, integrante de Bandada.

“Actualmente ingresamos a la Alcaidía de Don Santiago, donde queremos ampliar el repertorio de posibilidades porque si bien ellas tienen programas del mismo sistema, el objetivo es que diferentes instituciones puedan acercar propuestas con otras miradas. En ese marco presentamos los dos proyectos al Instituto de Cultura”, agregó.

Ambos proyectos integran el programa Impulsar Cultura, que la cartera cultural lleva adelante con el objetivo de fortalecer las economías creativas locales y regionales a través de múltiples herramientas de financiamiento.

 

Taller de Diseño Textil

 

Uno de los talleres beneficiados por el Fondo de Fomento Cultural, es el Taller de Diseño Textil, que llevará adelante Laura López. “El objetivo del taller que presenté es hacer un armado de kit para recién nacidos, un abc de moldes, corte, costura y packaging, un circuito de elaboración, entonces les queda un producto cerrado para venderlo. Nosotras tenemos la idea de hacer el puente con alguna institución que se los compre y ellas puedan reinsertarse en el circuito laboral y seguir motorizando ese taller”, explicó Laura.

“En los dos lugares con los que articulamos, tanto Villa Los Lirios, como en Don Santiago, creemos profundamente necesario que ellas adquieran herramientas que le dejen dinero, que sepan que con su saber hacer pueden solventarse y mantenerse, porque es lo que ayuda a que generen autonomía”, agregó.

 

Taller de Escritura y Fotografía

 

El segundo taller que llevará adelante Bandada, es el Taller de Escritura y Fotografía, beneficiado en la segunda convocatoria del Fondo Solidario, a cargo de Paola Fernández Mafut, Carmela Cendra Veirabé y Rocío Navarro. “Este taller va a centrarse en la lectura e intercambio de textos, el recorrido por fotografías de referentes, la experimentación de ellas mismas con lenguajes fotográficos y literarios, que les sirvan de canal para la dispersión, la comunicación de sentimientos y la expresión artística”, explicó Paola.

“Es un taller que pretende generar un espacio de expresión y creatividad en un tiempo tan movilizante como el que viene dándose desde marzo a nivel nacional y local, donde en el caso de las mujeres privadas de su libertad el distanciamiento se profundizó debido a la restricción de visitas de familiares y de organizaciones de la sociedad civil”, agregó.

 

Bandada, feminismo entre rejas

 

Bandadafeminismo entre rejas es una organización que comenzó a gestarse en marzo de 2019 en la ciudad de Resistencia, por un grupo de mujeres relacionadas al sistema penal de diversas maneras: por profesión, trabajo o militancia, pero fundamentalmente unidas por la necesidad de organizarse para pensar y llevar adelante acciones para aliviar las necesidades de aquellas mujeres que atraviesan situaciones de privación de la libertad.

Realizan diferentes tipos de actividades y propuestas, que van desde espacios de encuentro y de compartir saberes hasta proyectos que puedan brindar herramientas de sustento y reinserción en el sistema laboral.

“Articulamos mucho con las trabajadoras de los servicios de tutelas, en este caso el servicio provincial, vamos coordinado y articulando acciones con ellas, que son las que conocen los espacios”, explicaron. “Esperamos poder aprovechar el plan de desescalada con protocolos que se están implementando para llevar adelante los talleres durante más o menos un mes y medio, de forma presencial”, concluyeron.