“Asesinatos Tate LaBianca”.

0
7

El 9 de Agosto de 1969, en Beverly Hills, California, miembros de la secta “La familia” creada por Charles Manson cometían una serie de macabros rituales, torturas y asesinatos conocidos como los “Asesinatos Tate LaBianca”. Charles Manson, desde los 16 años pasó mas tiempo en la cárcel que en libertad, pero al ser liberado en 1967 comienza una secta esotérica a la que llamó “La familia”, con la que recluto jóvenes de Los Angeles.

La noche del sábado 9 de Agosto de 1969, Charles Watson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Linda Kasabian entraron en la residencia número 10050 de Cielo Drive en Beverly Hills, California. Dentro de la residencia se encontraba Sharon Tate, esposa del director de cine Román Polanski con 4 invitados, fueron sorprendidos cuando Steven Parent abandonaba la casa, este fue asesinado en el jardín, de inmediato ataron a 2 invitados mientras comenzaron a torturar a Sharon tate que estaba embarazada de ocho meses, luego la asesinaron de 16 puñaladas y la colgaron del techo junto con Jay Sebring, antes de retirarse también asesinaron a puñaladas a Abigail Folger y a Voytek Frykowski, con una toalla embebida en la sangre de Sharon escribieron “Pig” en la puerta.

La noche siguiente Charles Manson entró en la casa del empresario Leno LaBianca y su mujer Rosemary, les prometió que no les haría daño pero dejó entrar a Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, quienes los apuñalaron y con su sangre escribieron “Helter Skelter” en una pared. Susan Atkins fue arrestada por un asesinato anterior, pero estando detenida se jactó de ser quien mató a Sharon Tate, esto fue el final de “La familia”, todos fueron arrestados, si bien Manson no fue el autor material de ningún asesinato fue condenado a la pena de muerte por conspiración para cometer un crimen, un mes despues se abolió la pena de muerte en California por lo que su pena se cambió a cadena perpetua.

Para que el público supiera el peligro que representan este tipo de sectas, la policía filtró de manera deliberada las fotos de la escena del crimen de Sharon Tate, hecho que enfureció a Román Polanski iniciando un juicio millonario al estado de California, que no pudo concluir por una oportuna denuncia de violación que le impidió volver a pisar suelo Noteamericano.