ARRANQUE AUSPICIOSO EN LOS GIMNASIOS DE RESISTENCIA

0
7

Florencia Muñoz es propietaria de un gimnasio en la ciudad de Resistencia. En diálogo con Radio Provincia, la emprendedora valoró el plan de desescalada que impulsad el gobierno de la provincia que permitió la apertura de los gimnasios.

«Despues de estar casi cinco meses cerrados, esto lo tomamos como volver a empezar, tratando de sacar lo positivo a todas las situaciones», alegó Muñoz, también integrante de la Asociación de Gimnasios Unidos del Chaco.

En este sentido, remarcó que tuvo «una muy buena respuesta de la gente», quienes cuando entrar al local «se sientes seguros y cuidados, ya que notan que se toman todas las medidas sanitarias».

De igual manera, destacó que «aún hay que educar a la gente, les decimos el por qué de las medidas, por qué no tienen que tomar del bebedero, por qué respetar la distancia. pero hay buena respuesta

El horario de atención es de 8 a 19, tras extender con la disposiciones provinciales para la fase 2, que inicialmente eran de 9 a 18. Muñoz indicó que «sería muy positivo para la actividad extender los horarios un poco más hacia la noche, ya que es la hora es la que la gente sale de trabajar y además pronto llegará el calor».

La distancia entre cada persona que ulitiza una máquina es de unos 3,5 metros y en cada área hay elementos para higienizarse las manos.

Destacó la importancia de sacar los turnos a través de la página turnos.chaco.gob.ar (previamente hay que registrarse en gobiernodigital.chaco.gob.ar) antes de asistir, y cumplir con el horario del turno.

«Entrando a la página de turnos se puede ver qué gimnasios están habilitados para ir con turno, lo que significa que esos gimnasios están siendo controlados en las medidas de seguridad, lo que le garantiza a los clientes que irán a un lugar que cumple con todas las medidas de bioseguridad para evitar contagios de COVID-19 y si lo hubiere minimizar al máximo la propagación», expresó.

Finalmente, rescató que la edad de quienes volvieron a ir a los gimansio es variada, de 18 a 50 años, y que por ahora suspendieron las actividades que implique trabajar con niños. «Esto lo hacemos porque es difícil impedirle al niño que realice algunas acciones o pedirles que no las haga, por su naturaleza curiosa», agregó Muñoz.