Arde el país: los incendios en las sierras de Córdoba arrasan casas, campos, animales y ya hay evacuado

0
4

Continúan los operativos de combate de distintos focos de incendio en las sierras de Córdoba que, hasta el momento, arrasaron con siete viviendas y obligaron a evacuar a más de 200 personas, 50 de ellas durante la tarde de este lunes.

El director de Defensa Civil provincial, Diego Concha, aseguró que el siniestro es el más grande en las sierras de los últimos 12 años: el foco comenzó el 15 de agosto en Copacabana (Ischilín), las llamas se reavivaron el viernes tras ser controladas y se desplazaron hacia el norte de Punilla, a un ritmo incontrolable.

Además, adelantó este martes a la mañana que la jornada «será muy compleja», pero que la prioridad es proteger viviendas y la vida de las personas.

Fuego en el norte de Punilla

Unos 160 bomberos siguen apostados en el incendio entre Los Terrones y Capilla del Monte, procurando proteger un amplio sector de la ruta nacional 38 y algunas viviendas que se encuentran en cercanías de la ruta provincial 17, entre Charbonier y Escobas.

En ese lugar, el tránsito vehicular está cortado y más de 150 personas fueron evacuadas durante el domingo y este lunes a la mañana. Por la tarde, evacuaron a unas 50 más.

Algunas de ellas fueron trasladadas a Capilla del Monte y otras a San Esteban. Si bien hay al menos 7 viviendas dañadas, algunas de manera parcial y otras total, no hubo que lamentar heridos hasta el momento.

“Hay algunas viviendas con destrucción parcial y total. Pero todas las casas, desde el cruce de la ruta 17 hacia Capilla del Monte, fueron salvadas. Desde 2008 no hay un incendio así en la provincia”, agregó Concha.

La situación es «inestable» ante las adversidades climáticas, con fuertes vientos, baja humedad y temperatura en ascenso.

Por la noche de este lunes, Concha explicó que realizaron un contrafuego controlado, «apoyado con mucha agua», para intentar frenar su avance hacia Capilla del Monte.

“Es para que no cruce el último camino al Complejo El 44 (reserva natural en Capilla del Monte). Cortamos lo que venía hacia la 38, porque si llegaba a cruzar íbamos a tener que evacuar a unas 200 personas más», añadió.

El operativo a partir del mediodía de este lunes se centró sobre el sector norte de Charbonier y Ongamira, donde las llamas ya han dejado 50 evacuados, quema de viviendas y un incalculable desastre ecológico.

Cerca de la medianoche de este lunes, en tanto, Concha precisó: “En la zona de Capilla del Monte estamos trabajando un foco que va de Los Terrones a la zona del Uritorco. Tratamos de controlarlo; va con muchísima fuerza».

«Protegemos tres viviendas en la zona de Tramontana con unidades pesadas. En la zona de San Salvador, en el camino que ingresa a Ojo de Agua, estamos con un contrafuego muy grande, evitando que llegue a la ruta 38», agregó.

Uno de los principales temores de la gente que trabaja en el lugar es que las llamas lleguen al Cerro Uritorco. Este martes a la mañana, 120 bomberos permanecen en la zona y se prevé que ingresen nuevas dotaciones. Además, todos los medios aéreos estarán abocados a colaborar.

Asimismo, Concha indicó que al oeste de la ruta 38, a unos 400 metros de donde trabajaban, observaron un nuevo foco. Se desplazaron móviles al lugar y demoraron a una persona «que no pudo justificar qué hacía ahí». Lograron contener esas llamas.

Al respecto, Concha indicó que era «imposible» que se generara un nuevo foco en esa dirección por el trabajo que venían haciendo los Bomberos.

«Se desplazaron al lugar dos unidades para apagar el incendio y cuatro móviles policiales. Se hizo un recorrido y se encontró a una persona que salía de un campo y no podía justificar qué hacía en el lugar. Él manifiesta que era vecino de la zona y le secuestraron dos encendedores que llevaba en el bolsillo», detalló.

La fiscal de Cosquín, Paula Kelm, ordenó su detención y lo imputó por incendio doloso.

«Es increíble que a 500 metros de donde tenemos 160 bomberos, haya alguien prendiendo fuego. Hay movimiento de gente que no sabemos qué están haciendo en las zonas de los incendios», indicó Concha.

Por su parte  Edgardo Castro, jefe comunal de Cañada de Río Pinto, indicó que la atención de los bomberos está puesta en que el fuego no cruce la Ruta 17 porque el fuego podría dirigirse hacia el sur.