Abandono total: Es de Campo Largo pero debió esperar a la vera de la ruta y con temperaturas bajísimas porque le negaron el ingreso

0
7

Fabricio Torales regresó desde Resistencia a su ciudad pero las autoridades municipales impidieron que pueda ingresar porque volvía de una zona crítica. Su padre Carlos aseguró que habían avisado tanto a la policía como al sistema de salud acerca de su regreso -avalado por la ley-, e incluso alquilado un inmueble sólo para que el joven pueda cumplir el aislamiento sin tener contacto con otras personas.

Sin lugar a dudas la pandemia del Coronavirus trajo innumerables infortunios. Desde grandes empresas multinacionales en quiebra, comercios históricos cerrados, y miles y miles de personas alrededor del mundo varadas esperando poder regresar a su ciudades. El Chaco no es la excepción. En las últimas horas Diario21.tv tuvo conocimiento de un joven que se encuentra a la espera de poder ingresar a su ciudad pero sin respuesta alguna.

Su nombre es Fabricio Torales, hijo de Carlos, un verdulero de Campo Largo. Fabricio tiene 30 años y trabaja en el IDRAF en Resistencia, pero debido a la pandemia decidió regresar a su ciudad. Habiendo tramitado los permisos correspondientes llegó a uno de los accesos pero se le denegó el paso debido a que proviene una zona crítica en materia de coronavirus como lo es el Área Metropolitana. Con las bajas temperaturas y sin recursos, se encuentra varado a la espera de una pronta respuesta.

«Estamos viviendo una situación desesperante», afirmó su padre. Carlos Torales aseguró que dieron aviso a las fuerzas de seguridad y a las autoridades del hospital para que lo esperen a Fabricio con el fin de que inmediatamente tras ingresar a la ciudad comience la cuarentena. Incluso, destacó qué alquilaron un inmueble sólo para que el joven pueda cumplir con el aislamiento sin tener contacto con su familia ni ninguna otra persona y así evitar las posibilidades de un eventual contagio en caso de que sea portador del virus.

En medio de una situación en demasía angustiante, el padre de Fabricio resaltó que el joven está domiciliado en la misma ciudad de Campo Largo – por lo que por ley le corresponde cumplir la cuarentena obligatoria allí-, pero por orden del asesor legal en la Municipalidad se le negó su ingreso.

«Por querer hacer bien las cosas nos pasa esto» sostuvo el padre de Fabricio, considerando que el conflicto tiene raíces políticas. En cuanto a las respuestas que recibieron de parte de las autoridades municipales aseguro que «la única respuesta es un no».

Carlos Torales comentó que su hijo había podido ingresar a la localidad en un momento tras una crisis de nervios. Fue trasladado en ambulancia hasta el hospital de Campo Largo donde recibió atención médica, pero luego por orden de la Fiscalía nuevamente se lo llevó al punto de acceso de la ciudad y pedían que pase la noche en un hotel pero «si no tenemos plata a dónde lo vamos a llevar». «Es una situación realmente desesperante como padres estamos muy angustiados», agregó Carlos. Destacó además que «somos nacidos creados en este pueblo y lo que nos vienen a hacer, pero confío mucho en Dios y todo va a salir bien».

A las 1:30 de la mañana con temperaturas bajísimas, Fabricio y su padre Carlos, junto con personal de tránsito, esperaban una respuesta a la vera de la ruta para que el joven finalmente pueda ingresar a su ciudad.

Carlos comentó que Fabricio se encontraba en la capital del Chaco junto con la ex intendente de Campo Largo, quién había iniciado gestiones para que desde Provincia puedan autorizar el ingreso del hombre.»Me parece que esta no es la forma de gobernar», sostuvo.

Carlos comentó que Fabricio se encontraba en la capital del Chaco trabajando en el Ministerio del hydra junto con la ex intendente de Campo Largo Mónica Pereira. Según está con la ex jefa comunal estaba había iniciado gestiones para que desde provincia puedan habilitar o autorizar alumbre hay el ingreso del hombre.

Carlos subrayó que tanto el Intendente como el asesor legal sólo se comunicaron con el personal de tránsito presente en el lugar vía telefónica. «Me parece que esta no es la forma de gobernar», sostuvo.

«Es al único al que no le dejan entrar», puntualizó el padre.